Obituario – D. Luis Díez-Picazo

El pasado 31 de octubre falleció en Madrid D. Luis Díez-Picazo y Ponce de León, juez, abogado, magistrado del Tribunal Constitucional, árbitro internacional pero ante todo profesor. Catedrático de Derecho Civil en las Universidades de Santiago de Compostela (1963), Valencia (1964) y la Autónoma de Madrid (1972). Discípulo de Federico de Castro continuó su labor de renovación del Derecho Civil. DIEZ_PICAZOEn 1970, con la publicación del primer tomo de sus Fundamentos de Derecho Civil Patrimonial ensayó la reconstrucción de las categorías conceptuales del Derecho de Bienes desde una perspectiva que él mismo calificó de “problemática y funcional”. Esta obra fue siempre repensada y reestructurada por su autor y en su última edición, con el patrocinio del Colegio de Registradores, consta de seis tomos. Jurista de gran curiosidad y cultura sus escritos no se redujeron al ámbito estricto del  Derecho Privado sino que cultivó materias propias del ámbito de la Filosofía del Derecho, necesarias para la formación de un jurista, como la tópica y la teoría de la argumentación y tradujo al castellano las obras de los más importantes autores del momento ( T.Viehweg y Ch. Perelman). Todo lo   le llevaron a promover una “jurisprudencia de problemas”. Muchas de sus reflexiones sobre la metodología del derecho están condensadas en un excelente libro Experiencias jurídicas y teoría del derecho. Junto con el profesor Antonio Gullón escribió el Sistema de Derecho Civil, manual universitario en el que se han formado varias generaciones de juristas. Diez-Picazo dedicó, también, especial atención a la institución y función del Registro de la Propiedad en el tomo II de los Fundamentos de Derecho Civil Patrimonial (tomo III en la quinta edición). La vinculación con el Colegio de Registradores fue constante a lo largo de su vida y hasta su fallecimiento ha sido presidente del consejo de la Revista Crítica de Derecho Inmobiliario. También publicó estudios sobre los orígenes de la legislación hipotecaria en España y  fue el invitado a pronunciar la  conferencia , bajo la presidencia de S. M el Rey de España, en el acto de conmemoración de los ciento cincuenta años de la ley Hipotecaria. Trabajador infatigable como lo prueba que en el año 2014 preparase una nueva edición de su libro de 1963 sobre La doctrina de los actos propios. Para este trabajó analizó toda la jurisprudencia del TS de los últimos cincuenta años. En la concesión de un doctorado honoris causa había advertido sobre los peligros que entrañan “los legisladores motorizados que actúan de forma precipitada y a veces sin la debida preparación”.