Tercera Jornada Congreso IPRA-CINDER Dubái 2016, miércoles 24 febrero

En el último día del XX Congreso Mundial de Derecho Registral IPRA-CINDER Dubái 2016, el tema que adquirió gran relevancia fue la información y datos personales. Es decir, la privacidad del individuo, derecho consagrado en la constitución y que el registrador de la propiedad debe saber como administrarlo en su labor para no afectarlo, sobre todo en el ámbito de la publicidad registral.

Si bien los datos del registro son públicos y cada sistema determina quién puede tener acceso a estos, también es cierto que los datos sensibles no se pueden tratar como lo hace la informática, vale decir, de manera impersonal y meramente pragmática.

Dicho lo anterior, las nuevas tecnologías que se apliquen en pro de la eficiencia, eficacia y celeridad de la labor registral, no pueden prevalecer por sobre la protección de los derechos individuales, tratando la información como si se fuesen meros códigos binarios en una base de datos. La informatización de los procesos registrales deben permanecer siempre como una herramienta de apoyo. Los datos sensibles son en rigor un derecho y este debe ser protegido.

Que la informática intervenga cada vez más en la gestión registral, ha provocado que gran parte de los ponentes coincidieran en: Cómo deben utilizarse las TIC’s en el Derecho Registral para que la privacidad de los individuos, involucrados en un acto registral, siempre esté a buen resguardo y prevenir también las intervenciones maliciosas de terceros.

Resumiendo, el XX Congreso Mundial de Derecho Registral IPRA-CINDER Dubái 2016 tuvo como uno de sus ejes principales la rigurosidad en el uso de los datos personales respecto de los actos registrales y su publicidad, con el énfasis puesto en que la seguridad y certeza jurídica es la gran garantía para los ciudadanos de que el derecho de dominio no sea vulnerado.